Durante el gobierno del FMLN, se realizó un plan piloto con 3 mil pequeños productores y productoras agrícolas para el uso de insumos biológicos y orgánicos en cultivos de maíz, frijol y café en la búsqueda de alternativas a los pesticidas y fertilizantes convencionales tóxicos. Los resultados fueron impresionantes en todo sentido de acuerdo al mismo testimonio de las y los protagonistas: ahorro en el costo de producción, mayor resistencia de los cultivos ante las inclemencias provocadas por el clima como sequía prolongada, inundación, acame (fuerza del viento), se elevó la productividad de las cosechas obteniendo frutos sanos (más grandes, brillosos y vigorosos) y saludables (sin el residuo o veneno que dejan los insumos convencionales). Y lo más importante, trabajar con los insumos biológicos y orgánicos, no les afecta su salud ni la de su familia ni la salud del medio ambiente. El gobierno anterior tenía en sus proyecciones futuras, ir reemplazando gradualmente los insumos convencionales por los insumos biológicos como los productos Bioamigo que son a base de microorganismos y los abonos orgánicos que cada agricultor o cooperativa agrícola puede elaborar con los residuos orgánicos de su parcela y comunidad y de esta forma ir cambiando la forma de producir y consumir con un enfoque sustentable que contribuya a mitigar el cambio climático y a reducir la crisis ambiental en El Salvador y dar su pequeña contribución al planeta. Por ello también, los gobiernos del FMLN, desarrollaron con agricultores y agricultoras organizados y no organizados la producción nacional de semilla mejorada (no transgénica) en base a las especies de semillas nativas, la cual incorporaban en los paquetes agrícolas a más de 400 mil pequeños agricultores pobres. El Ministerio Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ) y la solidaridad internacional alemana apoyaron el proyecto BIOAMIGO del Centro de Alternativas Agroecológicas en La Palma. La política actual del gobierno de Nayib Bukele parece estar volviendo a las prácticas ambientalmente destructivas de los antiguos gobiernos de ARENA y planificando un acuerdo con la BAYER y MONSANTO, la subsidiaria estadounidense de BAYER. Este nuevo gesto oportunista del gobierno de Bukele al gobierno de Trump amenaza el medio ambiente y la existencia de miles de los pequeños agricultores.

El siguiente texto es un extracto del diario DIARIO CO LATINO.

DIARIO CO LATINO, El Salvador, 17 de agosto 2019 (https://www.diariocolatino.com/acuerdo-entre-bayer-y-mag-atenta-contra-cooperativas-agropecuarias-dice-confras/)  

Representantes de CONFRAS piden al congreso salvadoreño aprobar la propuesta de la
gremial, la cual busca asegurar la compra de semillas a sus actuales proveedores y fortalecer a la producción campesina. Foto Diario Co Latino/Ludwin Vanegas.

Acuerdo entre Bayer y MAG atenta contra cooperativas agropecuarias, dice CONFRAS

Alma Vilches
@AlmaCoLatino

De abrir relaciones nuevamente el gobierno con empresas transnacionales como Bayer-Monsanto, se estaría poniendo en riesgo las cooperativas y productores nacionales, quienes son proveedores de la semilla certificada que se utiliza para los paquetes agrícolas que se distribuyen, así lo señaló José Coto presidente de la Confederación de Federaciones de la Reforma Agraria Salvadoreña (CONFRAS).

Coto rechazó la intención que el titular del ministerio de Agricultura Pablo Anliker y el gobierno establezcan acuerdo con Bayer-Monsanto, por lo cual pidió que los productores nacionales provean la semilla para los paquetes agrícolas entregados a 450 mil pequeños productores.

Según el presidente de CONFRAS, el pasado 17 de julio ARENA presentó una propuesta de ley con el objetivo de devolver el negocio a grandes importadores como Cristiani Burkard y empresas transnacionales como Monsanto, quienes hasta 2011 vendían los productos. Posteriormente el gobierno cambió, capacitó y asesoró a las cooperativas para producir semillas certificadas de granos básicos.

Asimismo, dijo que la semilla producida en el país ya es un patrimonio nacional, por ser producidas con tecnologías de alta calidad, que no afectan la salud ni la biodiversidad como las semillas transgénicas. Son semillas resistentes a plagas y a extremas condiciones climáticas, adaptadas a los tipos de suelo y clima y validadas con los propios productores de granos básicos.

“Llama la atención el silencio de Nayib Bukele quien no dice absolutamente nada sobre la propuesta de ARENA, al cerrar la producción nacional de semillas de maíz y frijol para comprársela a transnacionales estadounidenses. Analizando el silencio de Bukele y las gestiones de Anliker de reunirse con Bayer-Monsanto, aquí hay gato encerrado entre importadores, transnacionales, embajada de Estados Unidos, partidos de derecha y el Ejecutivo”, afirmó Coto.

Los representantes de CONFRAS pidieron a la Asamblea Legislativa se apruebe la propuesta de la Ley Especial para Compras de Semillas Mejoradas y Paquetes Agrícolas, presentada el pasado 29 de julio donde se establece que sean los productores y cooperativistas nacionales a quienes se les compren los insumos para la conformación de paquetes agrícolas.

CONFRAS señaló que con dicha propuesta se busca asegurar la compra de semillas a sus actuales proveedores, a fin de fortalecer a la pequeña producción campesina y desarrollar a las cooperativas agropecuarias como empresas de economía social generadoras de empleo rural.